Debes Mentir…

¿De que sirve sentenciar a alguien
que no comprende de que podría ser culpable?…
O de que serviría rebatir,
la actitud que a otros les ha permitido surgir…
Si nacimos en el tiempo de los precios,
la culpa no es de cerdos ni de afrechos,
sino de seguir creyendo como necios
que aquello que han llamado progreso
se trata de regatear para luego arrendar lo que se llegó a construir…

Hijo, es que debes aprender a mentir!
te lo digo como si fuese tu padre,
la vida es así… o pisotear, o morir…
distancia y categoría. Recuerda! debes sobresalir…
que si te mezclas con el resto
ya luego, ¿porque te habrían de escuchar o seguir?…

No enseñes todo lo que sabes!
o serán ellos los que te desplacen a ti…
Y te he dicho que siempre pagues lo menos posible,
no seas infantil! ya sabes que unos deben bajar, para que otros podamos subir…

Una vez arriba ya verás que te acordaras de mí
impedirás el avance del resto, para poder mantenerte allí
Y sentirás que nada es tu culpa, ya que el mundo te crió así
Te mentirás a ti mismo, dando algo de caridad cuando el resto te vea venir
y comprarás escaleras de oro, para intentar subir incluso cuando te toque morir
pensando que nada de lo que pasó allá abajo ha dependido ni dependerá de ti
ni de todo aquello que acumulaste intentando asegurarte
de que tus hijos sin mayor desgaste puedan seguir aquí…

] Ki.hot.in.ver.so [

salu2

La poesía es movimiento, es la esencia misma de la evolución… es ese aparente caos en que se manifiesta microscópicamente la interacción entre las infinitas posibilidades existentes…
] ki-hot-in-verso [

El pez de fuego

Entre las suaves sombras del fondo del mar, volaba un pececillo luminoso…

a su alrededor iluminaba pequeñas partículas que llegaban flotando hasta su entorno, de las cuales al parecer se alimentaba…

Cuando otros peces de menor tamaño lo sentían acercarse, no dudaban en huir despavoridos… Sin embargo, luego de percibir la curiosa luz calma que éste emanaba, no podían evitar seguirlo, observarlo, y así, luego de unos momentos, entendían que aquel pez no representaba peligro para ellos, y empezaban a acercarse más y más, uno a uno, preguntándose después de un tiempo como era posible que un pez, que casi no comía, pudiese tener energías para emanar aquella hermosa luz…

Así fue como aquel pez, que parecía ser de fuego, se fue rodeando de pequeños pececillos que lo seguían, mientras su luz se reflejaba en ellos asiendo crecer cada vez más esa extraña línea de fuego flotando por las profundidades del mar, como si aumentara con cada pez que se sumaba, de modo que cualquiera que se hubiese encontrado con ellos, pensaría que se trataba de alguna especie de cometa submarino, o algo tan descabellado como eso.Sin embargo, y como sucede a veces con espectáculos tan extraños y maravillosos como éste, nunca nadie los vio…

La cola de aquel feliz cometa fue creciendo cada vez más y más… hasta que un día, sin ningún síntoma previo, un enorme pez emergió desde las sombras de las profundidades, como una montaña que emana de la niebla, y aunque todos huyeron por sus vidas a esconderse tras rocas o algas cercanas, el pez luminiscente no se inmuto… no disminuyo la intensidad de su brillo para intentar ocultarse, ni cambió su velocidad, ni su rumbo… nada, simplemente nada… siguió su camino como un autista extraído del mundo llamado real, como si no supiera nada, o como si talvez lo supiese todo y no existiera nada que lo pudiese dañar…

Sin embargo, pese a la inmensa seguridad mostrada por el luminoso, el enorme pez abrió sus fauces, y casi sin ningún esfuerzo trago de un bocado al hermoso pez calmo…

Los pequeños peces al ver la suerte de su compañero, sintieron un enorme miedo y tristeza, que aumentaban más y más a medida que la luz de su amigo desaparecía dentro de la boca del enorme animal, que durante segundos se vio como un niño jugando con una linterna encendida dentro de la boca…

Talvez fue por el estrés del momento, pero hubo un pequeño pez de comportamiento anormal (al que por cierto siempre habían considerado un poco tonto y un poco loco, porque creían que no pensaba mucho antes de hacer las cosas) que justamente sin pensarlo, y además sin que casi nadie lo notase, partió de inmediato en ayuda de su amigo luminoso…

Decidido, fugaz, con gran valentía! el pequeño pez prácticamente se teletransporto frente a la bestia… pero el enorme pez en un instante se percató de su presencia, una vez más abrió su enorme boca, levemente, y sin más ni más, lo trago como quien se traga un canapé sin siquiera saborearlo…

Dominados por el miedo, todo el resto de los peces quedaron impotentes e inmóviles en la oscuridad… mientras, el pequeño pez considerado loco; rasguñado, asustado, y sin poder ver mucho entre las carnes del interior del enorme monstruo que lo apretaban, se sintió completamente estúpido:

* “¿cómo llegue a hacer tamaña estupidez?” (pensaba)
* “¡por qué no me tome un segundo para pensar en las consecuencias…!” (se repetía, mientras las paredes de las tripas del enorme pez, lo seguían empujando más y más adentro cada vez…)

Después de unos momentos interminables para él, momentos de sufrimiento, miedo, dolor, y auto-cuestionamientos, empezó a tranquilizarse un poco, a perder el miedo y a ver un poco más claramente… después de todo: “¿Qué más le podría pasar, si ya se lo habían tragado completo!”. Abrió los ojos, y tras la curva de aquellas húmedas tripas, vislumbró un destello que parecía ser el de su amigo… Comenzó a nadar a favor de las contracciones de las entrañas que lo apresaban, internándose en la bestia, irónicamente, como si alguien cavase un agujero desesperado olvidando que al mismo tiempo se está enterrando a si mismo para morir en él… Hasta que por fin!!! logro ver que ciertamente aquel brillo provenía de su amigo, y que asombrosamente aquel pez, como separado de la realidad, iluminaba las paredes del interior del pecezote convirtiéndolas en un paisaje hermoso, o quizás simplemente dejando ver los detalles que no había podido percibir antes.

Nadó deprisa hacia su amigo, y le pregunto:

* “oye! ¿estás bien…?”

Y el pez luminiscente lo miro tranquilamente como si nada…

* “¿Por qué no huiste del gran pez?” (volvió a exclamar con energías y emocionado…)

Pero su amigo, tranquilamente, le respondió, simplemente:

* ” ¿ Cuál pez… ? ”

El pequeño quedo sorprendido tras la respuesta de su compañero luminoso, pero no pudo dejar de notar lo hermoso y amplio que se veía aquel entorno ahora iluminado y “transformado” por el resplandor de aquella luz… Nuevamente miro a su amigo, y su rostro de plenitud le permitió entender que debía dejar de preocuparse, y seguir nadando junto a él…

Y así lo hizo, atravesando lo que ahora era un mundo completamente nuevo y maravilloso, hasta que nuevamente se convirtieron en un enorme y feliz cometa de fuego submarino, que iluminaba y alegraba todo a su pasar…

(El pez de fuego / de “Enlaces de Vacío…”)

Escrito por:

Quijotinverso

o

Ki-hot-in-verso

[[ Ki: Todo karateka conoce el “kiaï” : “ki” significa energía vital y “aï” unión ; el “kiaï” significa pues “unión del ki”. Numerosos son los que piensan que kiaï es igual a grito. Sin embargo existe una forma de “kiaï” en la que casi no se emite sonido, puesto que el “kiaï” es una unión de la energía del cuerpo y el espíritu. ]]

_______________________________________________________________________________________

Todos estos poemas están inscritos en el Registro de Propiedad Intelectual Nº 163.166

_______________________________________________________________________________________


Expreso

Voy camino a una ciudad lejana…. donde dicen están repartiendo casas y trabajos para todos, la mayoría de los que van viajando, o pretenden hacerlo, aún no son jefes de familia, bueno en realidad aún ni siquiera saben si van o quieren serlo, sin embargo la lucha por los pasajes es frenética, ya que la repartición se hará por orden de llegada, es por esto que todos se apuran en partir, y pelean por tener pasajes en un tren rápido. Yo por mi parte voy en un tren nuevo, este tren es de los más rápidos del mundo, es todo cromado y parece flotar por sobre su camino. Me costo mucho obtener este pasaje, en la estación hubo mucha gente que no alcanzó a subirse por falta de cupos, ya que aquí los asientos están más separados para asegurar la comodidad de los pasajeros y su agradable estadía en el tren, tiene televisión en cada asiento, uno puede elegir entre varios canales, y la comida es excelente, pero pese a todo esto, siento algo en mi garganta, es una molestia pequeña si no pienso en ella, pero a veces no me deja dormir….
Antes de partir estuve hablando con algunos ancianos que ya hicieron este viaje en su juventud, y me contaron lo bien que lo pasaron; cómo los trenes en su tiempo no eran ni la mitad de rápidos de lo que son ahora, y que aún así había gente que les temía por su velocidad…. Escuche algunas historias de amor entre pasajeros de los trenes de esos tiempos, oí sobre frondosos árboles que se veían en el camino, del olor a flores y pasto verde que entraba a los vagones, y de cómo el sol cambiaba de color por las tardes entre las montañas….. Es por esto que me pregunto si los ingenieros que diseñaron este tren, hicieron bien en omitir las ventanas para aumentar su velocidad al disminuir el roce del aire con el casco del tren. Le pregunte a una de las azafatas sobre esto, pero me dijo que también lo habían hecho para evitar el riesgo de que los cristales se rompiesen por la gran presión que se produce a esta velocidad… pero en los comedores oí rumores sobre otros trenes, en que algunos de sus pasajeros se bajaron en mitad del camino y nunca más se supo de ellos, dicen que la tentación de la naturaleza es mucha, que los enceguece con sus olores y colores, y que para evitarnos la tentación y dirigirnos por un camino más recto a la ciudad, nos han privado de las ventanas….
La verdad, al principio no me molesto mucho, y me sentí seguro en el tren, pero luego note que de todos los relatos que oí antes de partir, ninguno volvió a provocar el mismo brillo en los ojos del que lo contaba después de bajar en la estación de la ciudad, y llegue a la conclusión de que era simplemente por que en la ciudad estaban muy ocupados arreglando sus nuevas casas y acostumbrándose a sus trabajos……… Bueno, con el tiempo, dicen que se acostumbraron y que todo era más tranquilo, pero en sus historias ya no habían detalles y los sucesos ya no iban día a día, sino que semana a semana, e incluso de año en año… y creo que esto no puede ser por causa de otra cosa más, que de la rutina en que se envolvieron sin darse cuenta………….
Por todo esto ya no sé si se es realmente afortunado al ir en un tren tan rápido, tal vez seria mejor ir en uno de los viejos y lentos, pero ir apreciando el paisaje. Algunos pasajeros de mi edad decían que a ellos no les importaba ya que después de haber recibido su casa y su empleo ya habría tiempo de volver por algunos días a mirar el paisaje que tanto soñaron, pero no recuerdo a ningún anciano que me haya contado de alguna vuelta a su ciudad natal para ver el paisaje del camino…. Bueno en realidad si recuerdo a uno que dijo haber vuelto, pero me recalcó con lágrimas en los ojos, que no fue lo mismo, por que su cuerpo ya estaba tan gastado que no fue capaz de percibir olor alguno, o de volver a ver el verde que tanto quería recordar….. .. … …. .. . .

(Expreso / de “Enlaces de Vacío…”)

Escrito por:
Quijotinverso
o
Ki-hot-in-verso

[[ Ki: Todo karateka conoce el “kiaï” : “ki” significa energía vital y “aï” unión ; el “kiaï” significa pues “unión del ki”. Numerosos son los que piensan que kiaï es igual a grito. Sin embargo existe una forma de “kiaï” en la que casi no se emite sonido, puesto que el “kiaï” es una unión de la energía del cuerpo y el espíritu. ]]
__________________________

___________________________________
Todos estos poemas están inscritos en el Registro de Propiedad Intelectual Nº 163.166
_____________________________________________________________

  • PARA LEER TODAS MIS NOTAS PINCHA AQUI
  • _____________________________________________________________
    /// –PAGINA de Facebook
    ————————–———–